img

Obtener más información

robo de identidad: ¿qué es y cómo prevenirlo?

Cuando haces transacciones importantes es vital que estés seguro de con quién compartes tu información. Si estas pensando en comprar tu casa propia, acércate a empresas que te den una garantí­a sólida de la compra que estas haciendo. No sólo a nivel de información sino también de plusvalía y de todos los factores que debes tener en cuenta antes de comprar tu vivienda.

En México, el delito de robo de identidad va en aumento dí­a con dí­a, según datos del Banco de México, nuestro paí­s ocupa el octavo lugar a nivel mundial en este delito; en un 67% de los casos, el robo de identidad se da por la pérdida de documentos, 63% por el robo de carteras y portafolios, y 53% por información tomada directamente de una tarjeta bancaria.

¿Qué es el robo de identidad?

Cuando una persona obtiene, transfiere, posee o utiliza de manera no autorizada datos personales de alguien más, con la intención de asumir de manera apócrifa su identidad y realizar compras, obtener créditos, documentos o cualquier otro beneficio financiero en detrimento de sus finanzas.

Tu identidad la constituyen datos personales como: nombre, teléfono, domicilio, fotografí­as, huellas dactilares, números de licencia y seguridad social, números de tarjeta de crédito y cuentas bancarias, nombres de usuario y contraseñas.

 

Algunas recomendaciones

  • No ingreses nombres de usuario y contraseñas en sitios desconocidos.
  • Evita compartir información financiera.
  • Utiliza sólo páginas electrónicas que cuenten con certificados de seguridad.
  • En caso de extraví­o de documentos personales presenta una denuncia ante la autoridad correspondiente.
  • Evita proporcionar datos personales a encuestadores vía telefónica.
  • Revisa periódicamente tus estados de cuenta para detectar a tiempo cualquier operación irregular.

 

¿Cómo te pueden robar tu identidad?

  • Si no tomas las debidas precauciones al realizar compras, pagos de servicios, de impuestos o transacciones bancarias ví­a internet.
  • Robo de teléfonos celulares.
  • Si proporcionas demasiada informacion a través de redes sociales.
  • En estados de cuenta o documentos personales que tiras sin precaución a la basura.
  • Robo de correspondencia.
  • Robo de carteras o bolsos con tarjetas de crédito e identificaciones.

 

¿Qué hacer en caso de robo de identidad?

  • Contacta a tu Institución Financiera para solicitar la cancelación de tus tarjetas y la emisión de una "alerta de fraude". 
  • Cambia las contraseñas o bloquea las cuentas que pudieran estar comprometidas.

Algunas de las entidades que te pueden apoyar son: Condusef, PROFECO y la Policía Federal.

 

Recomendaciones hechas por la CONDUSEF:

  • Estado de cuenta o consulta de movimientos: Verificarlos constantemente para identificar movimientos que no se recuerde haber efectuado, en cuyo caso será necesario acudir  a la CONDUSEF o a la institución financiera para descartar un robo de identidad.

 

  • Contraseñas: Utilizar claves que no se relacionen con datos personales como fechas de nacimiento, números telefónicos o nombres de familiares; utiliza letras mayúsculas, minúsculas y números combinados.

 

  • Eliminación de documentos: Al deshacerte de los documentos que contengan información personal o financiera, o tarjetas de crédito o débito vencidas, destrúyelos perfectamente.

 

  • Resguardo de Documentos: Todos los documentos personales o archivos electrónicos, así como NIP, password y claves dinámicas deben conservarse en lugar seguro para evitar que personas extrañas tengan acceso a ellos.

 

  • Correos electrónicos: Se debe eliminar cualquier mensaje de origen sospechoso o que solicite información personal o financiera. Es mejor no abrirlos, e informa a tu proveedor de internet, para ayudar a erradicarlos.

 

  • Conexión a sitios web: Nunca ingreses tus contraseñas, sobre todo bancarias, a algún sitio al que se llegó por un correo electrónico o chat. Ingresa directamente a la dirección oficial de la institución financiera.

 

  • Uso de contraseñas: Nunca envíes tus claves y NIP por correo electrónico y jamás las compartas con nadie.

 

  • Correspondencia a domicilio: Sí recibes información o invitaciones para dar datos personales, de instituciones financieras o establecimientos comerciales, a cambio de promociones, ofertas o regalos, mejor deséchalos.

 

  • Computadoras Seguras: No utilices equipos públicos para realizar movimientos bancarios o de compras por internet. Tu información puede quedar grabada en ellos con el uso de software maligno.

 

  • Compras por Internet: Asegúrate de que el sitio que visitas sea totalmente seguro y confiable. El proveedor debe informar su identidad, denominación legal, políticas de venta y de privacidad, así como datos de su ubicación física.

 

Ví­a condusef.gob.mx



Artículos de interés que no te puedes perder

Conoce nuestras promociones y noticias más relevantes

CALIDAD, DISTINCIÓN Y
EL MEJOR ESTILO DE VIDA
TE ESPERAN

ESCRÍBENOS Y UN ASESOR SE PONDRÁ EN CONTACTO CONTIGO