img

Obtener más información

principales variables en los créditos para jóvenes

Comprar un bien inmueble por medio de un crédito hipotecario es un  compromiso a largo plazo, por lo menos a 15 años. Es necesario que analices tu capacidad económica para hacerle frente y evitar sorpresas durante el periodo que tengas que hacer los pagos.

Entre los detalles que debes considerar antes de elegir un crédito hipotecario están los siguientes:

  • Pagos variables: Investiga sobre productos con pagos crecientes, la idea es que conforme avance la vida del crédito vayas pagando un poco más por tu casa. Esto va acorde con la idea de que la vida laboral se inicia con un sueldo base pequeño pero con el tiempo se pueden obtener incrementos salariales superiores a la inflación por lo que poco a poco podrás pagar una mensualidad mayor.

 

  • Protección: Atención con los seguros, revisa que la hipoteca cuente con seguro por desempleo y seguro de vida. Si te quedaras sin empleo, te pueden ayudar con el pago del crédito, generalmente por tres meses. Por otro lado, en caso de fallecimiento las mensualidades restantes quedarían cubiertas y el bien inmueble se entregaría al beneficiario que hayas asignado.

 

  • Capacidad de endeudamiento: Cuando no tienes otras responsabilidades –por ejemplo, una familia- tu sueldo es fijo y tiene potencial de crecimiento, puedes aprovechar para endeudarte un poco más. Si en principio se recomienda que el total de las deudas no rebase 30% de tus ingresos, en el caso de la gente joven, ese porcentaje puede incrementarse hasta 40% si el dinero se destinara a adquirir un bien inmueble por medio de un crédito.

 

  • Largo plazo: Debes tener claro qué significa “largo plazo”: el compromiso de pago que vas a adquirir abarca por lo menos 15 años, aunque para los jóvenes los productos existentes plantean más bien 20 años. Necesitas estar consciente de que estarás pagando tu casa por ese periodo y que ello implicará sacrificios monetarios para otras cosas. El beneficio final será que tendrás casa propia.

 

  • Pagos adelantados: Apuesta por los pagos adelantados: antes de contratar, asegúrate de que el esquema te permita hacer pagos adelantados sin penalizaciones.

 

  • Tu ahorro: Piensa en el enganche. Para obtener cualquier hipoteca deberás contar con un ahorro. Averigua cuánto necesitas y cómo vas a completarlo.

 

  • Otros Gastos: Hay que considerar que existen otros costos como los impuestos, honorarios de la notaría y costos de escrituración. Asegúrate de cuáles de estos están considerados por parte del banco y cuáles serán un egreso extra para ti. 

 

 

 

Fuente: Metros Cúbicos



Artículos de interés que no te puedes perder

Conoce nuestras promociones y noticias más relevantes

CALIDAD, DISTINCIÓN Y
EL MEJOR ESTILO DE VIDA
TE ESPERAN

ESCRÍBENOS Y UN ASESOR SE PONDRÁ EN CONTACTO CONTIGO