img

Obtener más información

cómo saber si eres sujeto de crédito para un banco

La forma en la que administras tu tarjeta de crédito, un financiamiento para tu auto o bien un préstamo personal habla mucho de ti y de la forma en la que manejas tus finanzas personales. Esto a la vez le aporta datos a los
bancos para crear un perfil al momento de otorgarte un crédito hipotecario.

Un historial crediticio es algo parecido al registro que llevas en un juego donde existen puntuaciones. Lo mismo sucede en el caso de tu historial de crédito: existe un documento que determina cómo vas con tus finanzas, en especial con los pagos de cualquier crédito, financiamiento o servicio que tengas contratado, y se otorga una calificación por el manejo que haces.

Un banco puede conocer tu historial crediticio de acuerdo a tu comportamiento con otras cuentas y observará parámetros básicos como:

  • Si eres un buen pagador en tiempo y forma.
  • Cuántas tarjetas de crédito tienes y has manejado.
  • Qué antigüedad tienes en tu trabajo y domicilio.

Asimismo, el banco quiere saber si tienes la solvencia necesaria para cubrir la deuda en caso de que un día no puedas pagarla. Es por eso que la institución financiera revisará con qué capital cuentas, si tienes alguna cuenta de ahorro o alguna propiedad que pueda funcionar como garantía del préstamo que harán.

Finalmente, toman en cuenta tu capacidad de pago que es simplemente la cantidad de deuda que puedes manejar de acuerdo a tus ingresos y a otras cuentas que manejes, así como las personas que dependan de ti.

Tú puedes hacer que los bancos y las instituciones financieras te vean como un buen sujeto de crédito, siguiendo estas sencillas recomendaciones:

  • Paga tus deudas: trata de cubrir el saldo total de tu tarjeta de crédito cada mes. Si esto no es posible, paga tu deuda en cuanto puedas. Los bancos se fijan en la diferencia entre tu saldo y el límite de crédito con el que cuentas. Mientras más crédito tengas sin usar, mayor será tu solvencia.

 

  • Gasta menos de lo que ganas: procura mantener una cuenta de ahorro y evitar que tus egresos sean mayores que tus ingresos.

 

  • Paga tus cuentas a tiempo: Cubre los montos de tus tarjetas a tiempo y evita caer en morosidad, de esta manera serás percibido como una persona responsable por las organizaciones que podrían darte crédito en un momento determinado.

 

  • Estrategias para comenzar a desarrollar un buen historial de crédito:

  • Puedes empezar por abrir una cuenta de ahorros o cuenta corriente en un banco.
  • Solicitar una tarjeta de crédito o de una tienda departamental.
  • Solicitar un pequeño préstamo. Pero para esto antes te recomendamos identificar diversas entidades e instituciones que otorgan préstamos. Evaluar los términos del préstamo. Saber cómo calcular el costo del crédito. Determinar tu límite de endeudamiento. Leer y comprender el contrato de crédito.

Estas recomendaciones te servirán si es que deseas incrementar tus posibilidades para obtener un crédito de cualquier tipo. Recuerda que tener unas finanzas sanas se traducirá en mejores oportunidades de financiamiento, ya que en un futuro podrías solicitar un préstamo para comprar tu casa.

 

 

Fuente: Metros Cúbicos



Artículos de interés que no te puedes perder

Conoce nuestras promociones y noticias más relevantes

CALIDAD, DISTINCIÓN Y
EL MEJOR ESTILO DE VIDA
TE ESPERAN

ESCRÍBENOS Y UN ASESOR SE PONDRÁ EN CONTACTO CONTIGO