img

Obtener más información

3 hábitos de los ahorradores inteligentes

Ante las noticias que llegan sobre el cambio de dólar, el barril del petróleo y otros factores, las dudas pueden llegar a ocupar tu mente sobre si serás capaz o no de formar tu propio patrimonio y contar con la casa de tus sueños. Es por ello que deseamos compartir ciertos hábitos que aunque no seas un gran inversionista ni tengas grandes capitales, ciertamente podrá darte una guía para tus finanzas personales.

La economía mundial sigue creciendo, aunque sea más lento de lo que todos quisiéramos. Y en Estados Unidos, los bancos y los individuos están menos endeudados, es decir, la gente tiene más fondos "de reserva" a la mano si la crisis llega a empeorar.

La meta de la mayoría de los estadounidenses es invertir por décadas, no días. Sí­, las acciones suben y bajan, pero a lo largo de cada perí­odo de 15 años desde la Segunda Guerra Mundial, han dado dinero a los inversionistas, a menudo una gran cantidad de dinero.

El mercado premia a los optimistas y a los pragmáticos.

Los inversionistas inteligentes (de largo plazo) suelen hacer tres cosas cuando los mercados van mal:

1. No entrar en pánico. La inversión no sólo es cifras, también es psicología. Vender por miedo es casi siempre un error.

 

2. Diversificar. El principal error que las personas cometen al invertir es que no diversifican, dice Norton Reamer, un experimentado gestor de activos. Fundó United Asset Management (que fue comprada por Old Mutual por 1,000 millones de dólares) y fue CEO de Putnam Investments.

"En lenguaje llano, la diversificación significa no poner todos los huevos en una sola canasta", explica Reamer, autor del libro de próxima aparición 'Investment: A History', que analiza 5,000 años de historia de la inversión.

Incluso la Biblia y las obras de Shakespeare aconsejan no poner todo el dinero en un activo. Otro ejemplo revelador es la Italia del Quattrocento. El mundo recuerda a la familia Médici, pero había dos familias rivales de banqueros italianos en la época: los Bardi y los Peruzzi.

La razón por la que pocos han oí­do hablar de ellos es que hicieron grandes préstamos al rey de Inglaterra Eduardo III y nunca les pagó. Esa gran apuesta les causó la quiebra.

Hoy se anima a los inversionistas a diversificar entre acciones, bonos y bienes raíces.

Piensa en lo que está sucediendo en el mercado ahora: las acciones y los precios del petróleo están cayendo, pero los bonos del gobierno y el oro están subiendo. Invertir en una variedad de activos sirve para perder menos dinero en las caídas y a la vez beneficiarse de la mayoría de las alzas.

 

3. Reequilibrar. Los buenos inversionistas tienen un plan, como el de invertir 70% en acciones y 30% en bonos. Pero de vez en cuando lo revisan para asegurarse de que su cartera todaví­a se adhiere al plan. Si no es así, compran y venden un poco para que vuelva de nuevo a la meta.

Pero una vez que se tiene una cartera diversificada, hay que ceñirse a ella. Eso requiere revisiones anuales o, al menos, ocasionales.

"Muchas carteras tienen demasiado peso en acciones después de siete años de buenos rendimientos de renta variable", dice Kate Warne, estratega de inversión en Edward Jones.

 


Vía CNN Expansión



Artículos de interés que no te puedes perder

Conoce nuestras promociones y noticias más relevantes

CALIDAD, DISTINCIÓN Y
EL MEJOR ESTILO DE VIDA
TE ESPERAN

ESCRÍBENOS Y UN ASESOR SE PONDRÁ EN CONTACTO CONTIGO